jueves, abril 02, 2009

El síndrome de Diógenes, informáticamente hablando

Esta semana he leído un artículo que habla sobre la tendencia de almacenar correos basura en su buzón de correo, y al final sólo tienen un contenedor de basura. El artículo aparece en el País Digital.

Es cierto, lo reconozco. Tengo una carpeta 'dedicada' a este tipo de correos. Y numerosos filtros en los distintos correos que tengo que dirigen y orientan ese tipo de correo directamente al fondo de dicha carpeta. Pero, ¿Para qué querría tenerlos?

Imaginen una agenda de contactos de como mucho 40 direcciones. De esos 40, nos podemos quitar de golpe unos 20 o 25 debidos a la falta de frecuencia con la que recibo correo de ellas. Es decir, me quedan unas 15 direcciones. Y de esas 15, hay unas 3 o 4 que tienen una frecuencia de 4 o 5 correos por día...Sí, han leído bien, 20 correos diarios de material desechable.

A todo esto, y viendo las carpetas desde la pantalla de administración, veo que la carpeta dedicada a este tipo de correos tiene un tamaño que representa un 75% de la cuota de disco ocupada. Es decir, que el 75% de mi correo es basura.

Conclusión: que aunque digas que tienes unos filtros maravillosos que te dejan la bandeja de entrada limpia de estos elementos, y aunque digas que jamás leerás correos que tengan como asunto palabras como IMPACTANTE o LEÉLO, o con FW:, o con mil archivos powepoints adjuntos a cada uno de los correos, te seguirán mandando correos de este tipo. Luego, me estoy quejando para nada.

Solución: Doy un aviso. "Oye, que te quiero comentar algo: ¿Por qué me saturas el correo? ". Nunca espero una respuesta convincente. Creo que no existe. Suelto delicadamente esta frase: "Quiero que sepas que tengo una carpeta donde acumulo todos los correos que me envias y como me de un día por ponerme, te los mando todos de golpe. Sabes que lo haré". Y me entra la risa floja, porque se lo creen, y porque saben que lo haría con todo el gusto del mundo.

Actualmente tendré unos 250 Mb de estos correos. ¿Se imaginan mandarlos todos de golpe? Ahora ya saben porque tengo esta carpeta....

No me entiendan mal, me gusta recibir correos. Pero creo que hay gente que más que trabajar, está mandando correos en modo broadcast (dicho en castellano coloquial, a todo el mundo, habido y por haber). Y son eficientes haciéndolo, porque me 'obligan' a poner filtros, a crear carpetas, e incluso a direccionar ciertas direcciones a dicha carpeta basura. ¿Por qué? Porque sólo mandan powepoints, o vídeos, o te ponen mil imágenes con letras, y entre esas imágenes, un tipo de letra Arial 24 ,color rosa, o magenta, o amarillo, que te quema el fondo de la retina. ¿Es justo sufrir tanto?

Otro día hablaré de otra clase del síndrome de Diógenes, informáticamente hablando, dedicado exclusivamente a los iconos del escritorio y a los archivos almacenados en el disco.

Hasta otro día! Y no olviden contar una anécdota sobre el tema si lo desean.

2 comentarios:

drguez dijo...

¡Cuánto daño nos ha hecho el dichoso Hotmail! Por cierto, si la excusa es torturar a alguién, seguro que se te ocurren otras maneras muchísimo menos engorrosas para ti... ;o)

Emilio dijo...

Tendré que repasar el Sun Tzu de nuevo...al menos para alguna torturilla más sutil! :P

Saludos