miércoles, noviembre 09, 2005

Vocabulario.Lección I: 'Cojones'

Un ejemplo de la riqueza del lenguaje castellano es el número de acepciones de una simple palabra, como puede ser la muy conocida y frecuentemente utilizada referencia a los atributos masculinos, "cojones".

Si va acompañada de un numeral, tiene significados distintos según el número utilizado. Así "uno" significa "caro o costoso" (valía un cojón), "dos" significa "valentía" (tiene dos cojones), "tres" significa "desprecio" (me importa tres cojones), un número muy grande más "par" significa "dificultad" (lograrlo me costó mil pares de cojones).

El verbo cambia el significado. "Tener" indidica "valentía" (aquella persona tiene cojones), aunque con signos exclamativos puede significar "sorpresa" (¡tiene cojones!); "poner" expresa un reto, especialmente si se pone en algunos lugares (puso los cojones encima de la mesa). También se los utiliza para apostar (me corto los cojones), o para amenazar (te corto los cojones).

El tiempo del verbo utilizado cambia el significado de la frase. Así el presente indica "molestia o hastío" (me toca los cojones), el reflexivo significa "vagancia" (se tocaba los cojones), pero el imperativo significa "sorpresa" (¡tócate los cojones!).

Los prefijos y sufijos modulan su significado: "a-" expresa "miedo" (acojonado), "des-" significa "cansancio" (descojonado), "-udo" indica "perfección" (cojonudo), y "-azo" se refiere a la "indolencia o abulia". Las preposiciones matizan la expresión. "De" significa "éxito" (me salió de cojones) o "cantidad" (hacía un frío de cojones), "por" expresa "voluntariedad" (lo haré por cojones), "hasta" expresa "límite de aguante" (estoy hasta los cojones), "con" indica "valor" (era un hombre con cojones) y "sin", "cobardía" (era un hombre sin cojones).

Es distinto el color, la forma, la simple tersura o el tamaño. El color violeta expresa "frío" (se me quedaron los cojones morados), la forma, "cansancio" (tenía los cojones cuadrados), pero el desgaste implica "experiencia" (tenía los cojones pelados de tanto repetirlo). Es importante el tamaño y la posición (tiene dos cojones grandes y bien plantados); sin embargo hay un tamaño máximo (tiene los cojones como los del caballo de Espartero) que no puede superarse, porque entonces indica "torpeza o vagancia" (le cuelgan, se los pisa, se sienta sobre ellos, e incluso necesita una carretilla para llevarlos).

La interjección "¡cojones!" significa "sorpresa", y cuando uno se halla perplejo los solicita (¡manda cojones!). En ese lugar reside la voluntad y de allí surgen las órdenes (me sale de los cojones).

En resumen, será difícil encontrar una palabra, en castellano o en otros idiomas, con mayor número de acepciones.

Nota: Este texto me lo enviaron al correo hace unos años, y me pareció muy bueno. A ver si puedo hacer lo mismo con otras palabras de uso cotidiano(se admiten sugerencias!). Un saludo

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Cojones es un término muy manipulable, y que en mi opinión merece ser adoptado por cualquier género sexual para enfatizar frases...y a eso es lo que voy.
Me refiero, que me parece rídiculo y de feminismo ridículo el usar el "par de ovarios".
Aparte de que no tiene ni la contundencia ni elocuencia del término "cojones", las chorradas del sexismo que lejos de aunar,excluyen.

Saludos,Render

Anónimo dijo...

Cojones es un término muy manipulable, y que en mi opinión merece ser adoptado por cualquier género sexual para enfatizar frases...y a eso es lo que voy.
Me refiero, que me parece rídiculo y de feminismo ridículo el usar el "par de ovarios".
Aparte de que no tiene ni la contundencia ni elocuencia del término "cojones", las chorradas del sexismo que lejos de aunar,excluyen.

Saludos,Render

Emilio dijo...

El término lo usan indistintamente hombres y mujeres, y no creo que sea nada sexista. No hay que ver más allá de lo que es. Usar el "par de ovarios" me parece excesivo(puede ser gracioso en cierto contexto) y como dice Render, excluyente. Yo lo equiparo a "coño", que también se usa de forma similar.

Un saludo y gracias por los comentarios!

Anónimo dijo...

Hombre,ante todo,en vez de decir "género sexual" diría "sexo".
La verdad es que el tema de los géneros "manda cojones"...

Creo que aunque ustedes lo puedan ver como nada discriminatorio, ¿oyen usualmente a muchas mujeres usándolo? Lo que sí hay es muchas trabas a la hora de usar el lenguaje, y mucha distinción estúpida entre lo que es y lo que no es "femenino".
Está aceptado e instaurado socialmente que las mujeres tienen que medir mucho más sus palabras.
Pero eso ya es otro tema.

En sí, el uso de estas expresiones,sí es algo sexista: yo a veces me he encontrado diciendo, por costumbre de oírlo y por su elocuencia: "ños,es que me toca..." y no me sale con naturalidad decir: ..."los cojones". Pero, sin embargo, a mis oídos suena que no hay una expresión que defina tan bien como me siento en ese momento.
En el fondo, sí habría sexismo, ¿no?

suki_ska (elsa)

Emilio dijo...

Hola!
en cuanto al uso por mujeres del término en cuestión, solo decir que si se usa(en ciertos contextos, parece la única expresión válida para comunicarse, porque como dice Elsa, define muy bien un estado de ánimo)

Pero sobre el tema del sexismo, yo no lo veo por ninguna parte. No creo que discrimine ni ofenda a nadie. Y si alguién le molesta, con dejar de usarlo se acaba el problema.

En ese sentido, no veo ningún problema en usar la expresión.

Un saludo

Imobach dijo...

Me suda los cojones! ...

... qué pasó con esa? jeje
SalU2